flyer
data disaster
data million

 

Los países de América Latina y el Caribe son vulnerables a una serie de riesgos naturales como sequías, inundaciones, huracanes, terremotos y volcanes. Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (2012, 2021), el cambio climático permitirá modificar la frecuencia, la intensidad, la duración y la extensión espacial de los peligros hidrometeorológicos. Para la región, esto puede significar huracanes más fuertes, sequías más persistentes e inundaciones más frecuentes.

En 2020, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas declaró a América Latina y el Caribe como la segunda región más propensa a los desastres en el mundo, ya que 1 de cada 4 desastres en el mundo ocurre en la región de América Latina y el Caribe (RAR 2021). Entre 2000 y 2022, ALC experimentó aproximadamente 2.125 desastres, con más de 294 millones de personas afectadas y un impacto económico de 1,65 billones en daños totales.  Estos desastres se originaron en 809 inundaciones, 408 tormentas, 91 sequías y 67 eventos de temperaturas extremas durante ese período de tiempo.  En consecuencia, mejorar la resiliencia de la región frente al cambio climático y sus peligros conexos es importante para mantener medios de vida sostenibles y reducir los riesgos.  Una de las estrategias para mejorar la resiliencia es el desarrollo de mecanismos de preparación, como los sistemas de alerta temprana, que es "un sistema integrado de vigilancia, previsión y predicción de peligros, evaluación del riesgo de desastres, actividades, sistemas y procesos de comunicación y preparación que permite a las personas, las comunidades, los gobiernos, las empresas y otros reducir los riesgos de desastre antes de que se produzcan fenómenos peligrosos" (UNDRR, 2016).

Sin embargo, dada la diversidad cultural, étnica y social de las Américas y el Caribe, la relación entre las personas y la tecnología puede ser diferente y muchas veces complementaria a otros tipos de conocimiento. La experiencia ha demostrado que las herramientas tecnológicas tienen dificultades de asimilación si sus desarrolladores y gestores no consideran las particularidades culturales y las visiones y conocimientos de las comunidades. En este sentido, la promoción de las tecnologías debe presentarse como un complemento de los sistemas de conocimiento existentes y no como un paquete exógeno que compite con los "marcos tecnológicos" anteriores.

La discusión sobre el desarrollo, acceso y uso de la tecnología debe considerar también el contexto de desigualdad y exclusión que prevalece en la región, y que tiene manifestaciones concretas en las capacidades de uso y aprovechamiento de la tecnología. La pandemia ilustró la brecha digital existente y cómo millones de personas no tienen las mismas oportunidades para adaptarse a la virtualidad.

Estas limitaciones consideran la ausencia de condiciones habilitantes para el acceso y uso de las diferentes tecnologías, como los recursos para adquirir equipos de cómputo o, tan elementales como la solvencia económica para pagar el saldo de un teléfono móvil; o contar con las habilidades y la alfabetización digital necesarias para poder utilizar y aprovechar estas herramientas. Estos son algunos ejemplos de situaciones domésticas que se repiten en toda la región. Estas y otras carencias similares también estarán presentes en aspectos más relacionados con las actividades de gestión del riesgo de desastres, especialmente en las zonas rurales.

ResilienceTech22 trata de encontrar estrategias innovadoras para los sistemas de alerta temprana a nivel local que salven la brecha digital mediante soluciones sencillas teniendo en cuenta las limitaciones descritas anteriormente.

 

Reto: 

Soluciones sencillas para los Sistemas de Alerta Temprana (SAT) a nivel local

 

 

Criterios de los participantes

  1. Estudiantes de nivel terciario, licenciados, postgraduados o jóvenes científicos de instituciones de investigación (18-35 años).
  2. Máximo. 5 personas por equipo.
  3. El equipo debe ser multidisciplinar y transdisciplinar.  
  4. Cada miembro debe ser (originario/residente) de la región de las Américas y el Caribe.
  5. Debe solicitarlo con un mentor.

 

Descripción

El ResilienceTech22 se desarrollará a lo largo de cuatro semanas, en las que expertos en RRD proporcionarán el contexto de la región y debatirán sobre las tendencias y oportunidades actuales. Todos los participantes contarán con el apoyo de mentores a través de sesiones de preguntas y respuestas y recibirán apoyo técnico para ArcGIS y orientación técnica de ESRI, NASA Disasters y Amazon. 

Siga el siguiente enlace para inscribirse en el concurso ResilienceTech22.

 

Para cualquier pregunta o duda, póngase en contacto con nosotros en: resiliencetech22@gmail.com.

 

 

timeline

 

prizes

 

 

Regístrese en la sesión informativa con el siguiente enlace: